Paté de aceitunas y nueces

Os presento un paté de aceituna y nueces sencillo de hacer, fácil y rápido. Me gusta esta receta porque los ingredientes no son complicados de tener en casa, la base son las nueces y las aceitunas como su nombre indica, y al menos en mi casa, es algo que siempre suele haber.

Las nueces son ricas en ácidos grasos Omega 3 de origen vegetal, ayudan a reducir el colesterol, en mi casa siempre comimos de forma sana ya que mi padre tenía colesterol alto,  así que las nueces  están incluidas en mi dieta, las suelo echar en las ensaladas, son sanas y ayudan a que el colesterol no esté por las nubes, ayudan a reducir el colesterol, eso si las tomas de forma continuada, no olvides que los productos naturales surten efectos de forma más lenta, hay que ser constantes. Te dejo el enlace a un artículo que te explica más en profundidad todo sobre las nueces

Las aceitunas negras reducen el colesterol malo, son ácidos grasos mono insaturados, reducen los niveles de colesterol (LDL) aumentando el “bueno” y rebajando el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Otra cosa es que estés en proceso de eliminar kilos, esta receta no es ligera, es sana y alimenta, pero no vale para adelgazar si te la tomas con pan por la noche.

Podéis consultar más recetas de patés, todos deliciosos y fáciles de hacer.

Vamos con la receta de paté de aceitunas con nueces.

Ingredientes:

Elaboración:

Introduce en el vaso de la picadora las aceitunas, luego añades las nueces y lo picas todo bien junto con el agua, el aceite y el diente de ajo. Luego añades las hierbas provenzales, ojito con no pasarte, es mejor añadir un poquito e ir probando. Así como con la salsa de soja. No añadas nada de sal.

La textura la puedes conseguir como a ti te guste, puedes añadir más aceitunas si lo quieres más espeso o más agua si lo quieres menos denso. Más ligero se extenderá mejor el paté de aceitunas y nueces.

Tengo unos botes de cristal de 250 ml con tapa hermética que puedes encontrar en cualquier tiendecita o en el chino, en los que meto los patés porque me gusta que queden bien cerrados, ya que la idea es ir consumiéndolos en varios días y no cojan sabores de la nevera. Hasta incluso si haces cantidad de sobra, en general los patés se pueden congelar y así podrás disponer de ellos ante una urgencia.

Mi super bote hermético. Importante tener en cuenta el tamaño. Aquí el tamaño sí que importa.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


dieciseis − 13 =