Cómo aprovechar las cáscaras de la naranja o limón

Cómo aprovechar las cáscaras de la naranja o limón

Os traigo una manera muy buena de aprovechar las cáscaras de la naranja o limón que dará un toque muy especial a vuestros platos en la cocina, sobre todo a los postres.

Se trata de secar la monda. Es una manera de aprovechar las cáscaras de la naranja o limón que seguro nunca se te había ocurrido. A mi tampoco hasta que lo leí. Ahora voy a compartirlo con vosotros porque yo lo hago y me parece una manera de aromatizar los postres de forma muy natural.

Primero pelamos por ejemplo la naranja (también puede ser un limón), intentado no dejar mucha parte blanca, que quede bien rasurada, puesto que si se nos queda demasiada parte blanca igual el resultado final amarga.

Una vez que tenemos las cáscaras de varias naranjas, las ponemos a secar, las estiramos en una bandeja bien grande y las ponemos al sol. Así se irán secando. Otra forma de secar las mondas es meterlas en el horno a temperatura baja, sobre unos 100 ºC, tardaremos más o menos dependiendo del método que elijamos.

Una vez que estén bien secas, las trituramos con la batidora, picadora, Thermomix o mortero, cada uno verá cómo le es más fácil. Trituramos hasta que se conviertan en polvo.

Este polvo yo lo utilizo para dar aroma natural a mis bizcochos. También lo puedes usar en natillas, yogures, cereales… en todo lo que se te ocurra, dará un sabor y aroma muy especiales.

Bizcocho de naraja casero vegano
Este bizcochito lleva en la masa el polvo de naranja, sustituye a cualquier aroma artificial de supermercado

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


trece − seis =